ALLÍ HUBO UN MÁGICO

Envié este microrrelato sobre un futuro postapocalíptico a un concurso. Era de una empresa que había instalado un ascensor de cristal con energía solar en el Palacio de Carlos V, en la famosa Alhambra de Granada. No resulté ganador. No basta una buena idea (supuesta, je je); hay que escribirlo bien y luego gustar al jurado. Reconozco que resulta un poco extraño, pero los microrrelatos me plantean inquietantes desafíos. Seguir leyendo “ALLÍ HUBO UN MÁGICO”