El club de los hombres (y las mujeres) ridículos II

 

Protesters crowd and police

Aquí continua y concluye El club de los hombres (y mujeres) ridículos I. La aventura de su enigmático protagonista alcanza un sorprendente —confío— desenlace.

—¿Y el discurso del solicitante?

—Ah, siente curiosidad. Pegue la oreja a esa puerta —dice Beatriz señalando al otro lado del saloncito.   

—Usted sabe quién soy. No puede pretender que me rebaje de esa manera. Seguir leyendo “El club de los hombres (y las mujeres) ridículos II”

El club de los hombres (y las mujeres) ridículos I

ID 138977441 © Antoniomartinezmoreno | Dreamstime.com

Vestís vuestras vidas mortales de gravedad, solemnidad y pompa, intentando disfrazar vuestra desnudez. Si pudierais contemplar, de vez en cuando, lo ridículos que resultan tales afanes.

Madrid. Finales de agosto. Todavía hace calor, pero ya no tanto. Son las seis de la tarde y sigue sin haber un alma en la calle, tal como era de esperar.  Seguir leyendo “El club de los hombres (y las mujeres) ridículos I”

Es tiempo de Navidad (Crónicas del Grinch II, 6)

toy soldier royal guard

(It’s Christmas time[1]/ In the army now[2])

La Navidad es  una época de consumismo exacerbado y ostentación. Pero quiero pensar que no es solo eso.  Llamadme ingenuo, pero yo la veo como el momento para la buena voluntad, la compasión y la celebración familiar.  ¿No podría ser también, un tiempo para la libertad?

Los Guardianes de la Mesura no entraban en el campus de la Complutense desde los disturbios del Jolgorio del Exceso de hacía diez años. El Timonel[3] de la Meseta los había hecho desfilar por Madrid, que no hollaban desde el sangriento advenimiento de la República de la Equidad, como una demostración de fuerza destinada a poner fin a la revuelta. Pero en respuesta, los estudiantes levantaron barricadas y las redes sociales clandestinas ardieron con llamamientos a la resistencia.

Seguir leyendo “Es tiempo de Navidad (Crónicas del Grinch II, 6)”